Los Lanzamientos Comerciales cada vez más Cerca

En los próximos años se pondrá en órbita una pequeña flota de naves espaciales desarrolladas en forma privada--suponiendo que se puedan sostener los actuales niveles de financiación pública y privada. Si esto ocurre, marcaría un nuevo capítulo en la exploración y la investigación espacial, a medida que la NASA tiende a confiar más en empresas privadas para la tecnología necesaria para poner vehículos tripulados y no tripulados en el espacio.

Los informes de progreso de varias empresas espaciales privadas en la conferencia Space 2010 del Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica, en Anaheim, California, revelan nuevos detalles de diseño de naves espaciales, así como de las pruebas y los horarios de vuelo.



Para desarrollar su nueva nave espacial, estas empresas han recibido ayuda financiera de la NASA por llegar a diversos hitos bajo los llamados Programas de desarrollo de Servicios de transporte orbital comercial y de Tripulación comercial, que están orientados a conseguir que los proveedores comerciales entreguen cargamento, y eventualmente tripulación, a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). No obstante, como el suministro de la ISS es un mercado limitado y se encuentra sujeto a los caprichos de financiación del Congreso, los fabricantes confían generar ingresos adicionales mediante la apertura de nuevos mercados para sus vehículos.

La empresa que se encuentra más avanzada en el desarrollo de una nave espacial viable es SpaceX, con sede en Hawthorne, California, y fundada por el millonario de Internet y emprendedor de energía Elon Musk. SpaceX está desarrollando un vehículo espacial reutilizable, llamado Dragon, y un vehículo de lanzamiento, el Falcon 9. El Falcon 9 realizó el pasado junio una prueba de vuelo satisfactoria. Entró en órbita a 250 kilómetros. La nave espacial Dragon, que se parece a una cápsula Apolo, completó con éxito hace tres semanas una prueba de caída de alta altitud utilizando su paracaídas de reentrada.

Se espera que las pruebas orbitales de la nave espacial comiencen a finales de este año, antes de su primera misión de reabastecimiento a la ISS en 2011. Aunque la Dragon inicialmente sólo transportará cargamento, se está diseñando con posibles pasajeros humanos en mente, y debería requerir modificaciones mínimas para poder transportar tripulación de y hacia la órbita. Más allá de las misiones a la ISS, SpaceX planea utilizar aeronaves Dragon reformadas dentro del marco de su programa DragonLab, ofreciendo a los científicos e investigadores de ingeniería entornos presurizados y despresurizados para los experimentos que quieran que sean llevados a cabo en gravedad cero o en el vacío del espacio.

0 comentarios: